Versos

"Yo no protesto pormigo porque soy muy poca cosa, reclamo porque a la fosa van las penas del mendigo. A Dios pongo por testigo de que no me deje mentir, no hace falta salir un metro fuera de la casa para ver lo que aquí nos pasa y el dolor que es el vivir." (Violeta Parra en Décimas, autobiografía en versos)

martes, 10 de julio de 2012

Dr. Wilson, siempre pensaré que fue un mal diagnóstico



Evoco con fácil nostalgia esta imagen. Sin duda marcó el final de un proceso de ocho temporadas. Si bien cada temporada tuvo un sello distintivo, al final de cada capítulo de la octava sentía una angustia y pesar ante la incertidumbre en la salud de mi doctor predilecto, más aún luego de Body and soul (capítulo 18) en que confesó a House su diagnóstico de cáncer.

Creo que luego de ese capítulo quise negarme a la veracidad de esa declaración a pesar de las evidencias venideras. Hasta hoy confío en que existen las coincidencias y en que hasta un oncólogo perito pueda errar su mismo diagnóstico, debió ser una mala broma de House, porque si eso fuera real, cabría pensar en que Wilson está viviendo sus últimas horas de vida o bien puede que ya haya muerto en quién sabe qué lugar, acompañado quién sabe de cuáles gentes. House debió haber sido descubierto por la justicia en su búsqueda irrestricta de vicodina. Pero no, alejémonos de los malos pensamientos que tan poco ayudan. Debió haber habido un error en el diagnóstico y el cáncer era perfectamente reversible. Está mejor, en tratamiento porque la justicia existe y la muerte se merece. Un hombre noble no merece morir. La magia de la televisión todo lo puede, como pudo reunir a la mayoría de los personajes en un último capítulo, qué podrá costar que Wilson muera como un hombre viejo y realizado. Claramente mis deseos contradicen la esencia entera de la serie cuyo mensaje siempre fue la existencia de la injusticia tan inexorable como la muerte, pero mis deseos siempre se basan en imposibles.

El punto, pues, es que cada uno puede cerrar como le dicte su imaginación este final semi abierto. Para mí Wilson no debe morir y en estos momentos está haciendo su tratamiento para superar el mal paso. Y así como predije en su mayoría el desenlace del drama médico, podría asegurar que de haber un bonus track esta sería más o menos la estructura a seguir.

Este apartado no representa un homenaje a la serie que colmó tantos de mis momentos de soledad. Más bien, es el ejercicio casi escolar de cambiar el final y hacer prevalecer la tan añorada justicia a los procesos humanos, es reafirmar la fe en Dios y vencer las veces que uno quiera a la muerte. No existe Robert Sean Leonard, él incluso puede morirse mañana, pero el doctor Wilson representa un imaginario superior, un valor de vida que no morirá jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario