Versos

"Yo no protesto pormigo porque soy muy poca cosa, reclamo porque a la fosa van las penas del mendigo. A Dios pongo por testigo de que no me deje mentir, no hace falta salir un metro fuera de la casa para ver lo que aquí nos pasa y el dolor que es el vivir." (Violeta Parra en Décimas, autobiografía en versos)

jueves, 24 de febrero de 2011

Odio

Odio, odio, aborrezco.
Soy sal amarga, poesía bruta.
Odio lo que anda y lo que para,
Odio el amor y su falsa dulzura.

Detesto virginalmente a la Iglesia
Y sus montones de mentiras regadas
Y su séquito fiel de bondad ciega.
Odio, odio, tengo la rabia declarada.

Odio el tacto, el olor, el viento;
Llevan dolor mis venas y enojo mis palabras.
Con furia original, odio al país entero.
Odio al mundo y su cinismo de risotada.

Detesto la palabra pueblo, pero también sociedad.
Odio a la mujer ¡sí! Y al hombre, ¿por qué no?
Odio el dinero, el conocimiento esquivo y la verdad.
Odio, en definitiva, la belleza cruenta que de mí escapó.

¿Cómo no odiar tener que amar y querer
A sabiendas de un abismo llamado desilusión?
Tener tristeza y tener pasión de imposible contener,
A sabiendas de que no es eterno, de la ira, del dolor.

Odio que poco a poco nos acerquemos al fin
Y el cronómetro se ríe como  payaso o querubín.

Odio sentir profundo y cantar sin bailar.
Odio a la mujer dada y al hombre en su recepción.
Odio al hombre poeta y a la mujer que es galardón.
Odio que sea impataleable el adiós infinito y su llorar.

2 comentarios: