Versos

"Yo no protesto pormigo porque soy muy poca cosa, reclamo porque a la fosa van las penas del mendigo. A Dios pongo por testigo de que no me deje mentir, no hace falta salir un metro fuera de la casa para ver lo que aquí nos pasa y el dolor que es el vivir." (Violeta Parra en Décimas, autobiografía en versos)

viernes, 17 de octubre de 2008

Recaída en la Luna Llena


Recaída en Luna Llena

Amor, qué palabras nuevas te dijera
Qué modismos nuevos mordería
Esta noche cesa el odio, alto al fuego
Y las paces lascivas te tocan la boca.

Amor, yo te dijera que aproveches
Esta noche luego del rencor, te amo
Sinceramente es fácil que me humilles
Pero yo a ti, todos los días, rato a rato.

La pandémica medicina ayer llegó a los pueblos
Mi voz enjuta sólo gritó hacia adentro el dolo
Se esconde cuando todos miran, cuando ríen y no estamos solos
Cuando sueño injustamente tus dedos en sus dedos
Cuando siento injustamente tus deseos en sus dedos.

Me califican en la rima mala mía
En la esforzada creación de los versos
Qué me importa la gramática y la rima
Tu rima ya no cala ni cabe en estos míos arrastrados besos.

Pobres mendigos de tu aliento, de tu boca desinsinuada
De esos labios tímidos pedazo de piel sin color
Que no le aprenden a los míos carnosos, rojos y ganosos
De probar las palabras mudas de tus ojos, de mis sueños sabios
De la maldita descripción que pletoriza espacios para que no asome el hueco irónico de la nada.

Mi dulce Dios, por qué me diste amarga dulce condena
Por qué mi labor es sensibilizar tímpanos y no arar la tierra
Por qué los fríos me analizan, cuando menos a quien me dirijo.
Dime si alguna vez la insensibilidad se dejará tocar por mi calor
O si al final ella me matará los días con una copa de licor en la mano.

Dime si la limitada vocabulareidad corresponde a su escaso amor.
Si de ayer me lo merezco, o si acaso su díscolo e impetuoso espíritu no quiere acomodarse al de este feo con corazón nacido en león.

No hay comentarios:

Publicar un comentario